Víctor Martínez Balaguer (Fotógrafo).

Víctor Martínez Balaguer es un fotógrafo discreto, sin aspavientos, tranquilo, parco en palabras. Todo lo anterior son virtudes, pues ese carácter suyo se refleja claramente en su obra fotográfica. Víctor Martínez es un fotógrafo que permite que te llenes con su arte, porque su fotografía llena, regala belleza y quietud.

Yo, que disfruto de su arte desde el privilegio y he tenido (tengo) la suerte de colgar mis obras junto a las suyas en bastantes exposiciones, no me perderé su próxima exposición Tras el Telón pues tendremos garantizado el alimento artístico e intelectual para un buen tiempo. En la contraportada podréis ver el cartel de la exposición.

Ahora os dejo con mi entrevista a Víctor Martínez Balaguer, que seguro que vais a disfrutar con sus pensamientos

Víctor Martínez y El Reflejo Invisible como fotografía general:

¿Por qué el reflejo invisible? La fotografía es una imagen artificial que captura cierta situación en un tiempo dado, un mero reflejo, en definitiva. Es un instrumento de medida que apenas se parece a la manera que tiene el sistema visual humano de percibir una escena: la forma de enfocar los elementos, la adaptación a las luminosidades, al movimiento, la interpretación subjetiva de esos elementos y, por supuesto, la emoción del observador. Denominar al conjunto de mis fotos “reflejo invisible” es la intención de poder mostrar lo que fotografié y sentí.

Fotografía conceptual, interior, de calle, retratos de estudio. Todas de diferente campos fotográfico pero con un acento y un estilo muy particular tuyo ¿Como lo consigues y cuánto te ha costado alcanzar ese estilo propio que caracteriza? En general busco un cierto sentido de la acción, con o sin presencia humana, y normalmente los sujetos están en tránsito con toda la intención de salirse del encuadre. Y eso de conseguir mi estilo es mucho decir: cuando me interesa la composición hay foto, si no, no la hay. En la calle tengo que esperar la alineación de los elementos, pues sabes que tarde o temprano se colocarán como esperas, otras veces tengo que volver atrás porque ahí había foto. En la calle pierdo el control creativo pues no existe una metodología en la que pueda apoyarme y en el estudio es un salto al vacío del que dependo del buen hacer de las personas implicadas para llegar al resultado previsto.

Cuando te dispones a fotografiar ¿Eres intuitivo o reflexivo? Creo que la pregunta tiene trampa porque como en el yin-yang ambas actitudes están siempre presentes. De todas formas en fotografía me permito ser intuitivo.

¿Qué buscas en tus fotografías? No busco nada, es una forma de comunicación. Te cuento cómo veo el mundo, cómo lo imagino, cómo lo sueño… o que tuve que pararme porque me llamó la atención cómo estaban colocadas dos piedras en el camino.

¿Qué importancia le das a la persona aunque no figuren directamente en tus fotos? Me gusta mucho el cine y estoy muy influido por dos de sus pilares narrativos: todo es acción y todo es emoción. Incluso una calle vacía iluminada genera una emoción implícita a una acción que inevitablemente va a ocurrir o que ya ha pasado. En los planos generales las personas suelen formar parte de un mundo que quizás no fue, y en los planos medios o primeros planos busco que estén realizando algún tipo de acción, evitando las poses.

En la fotografía del hombre te acercas en temas muy determinados ¿Forma parte ésto de una manera de ver a las personas que te rodean o quizás te interesa otros planos más abiertos? Como he comentado me interesa la acción. Fotografiar personas realizando una actividad sin que el fotógrafo y su cámara interfiera es un acto muy difícil de realizar. Se necesita tiempo y confianza. La fotografía de viaje tiene la ventaja de que el nativo ve al extranjero y asume desde el principio de que éste va a tomar fotos. Sólo es cuestión de tiempo de que se deje de prestar atención al elemento perturbador y se vuelva a la normalidad, momento de retratar la acción y la emoción. Así la risa es más limpia y la calma más envolvente. En las fotografías más conceptuales los individuos son seres que conscientemente o inconscientemente están al otro lado del reflejo invisible.

Víctor Martínez y las Chronicles of Nowhere como fotografía particular:

En las Chronicles of Nowhere nos presentas una fotografía menos ecléctica, más determinada. Un estilo mucho más conceptual, parece una fotografía desprendida desde el interior ¿Es así? La fotografía del blog son apuntes sin un sentido determinado, son fotografías desubicadas que no pertenecen a ninguna serie per se. Es un trabajo muy personal sin pretensiones de algún tipo, pura abstracción. Este blog lo extiendo en la página “El reflejo invisible” en Facebook, donde también intercalo obras de otros autores.

¿Por qué esa introspección? Son fotografías que de algún modo me identifican y, al tomar la decisión de mostrarlas sin atender a criterios estéticos o técnicos, muestra un trabajo en bruto, como una cebolla a medio pelar.

¿Por qué mostrarnos este estilo en el blog y sacarlo del Reflejo invisible? En elreflejoinvisible.com está la fotografía que me apasiona, a la que dedico tiempo y esfuerzo. Están las abstracciones del microuniverso, el reportaje en Ijen, los retratos, etc. Son series dinámicamente cerradas, es el tipo de fotografía que hago, me gusta hacer y quiero mostrar. Las del blog se salen de ese ámbito, son únicas y no sé si las quiero mostrar más allá del blog.

¿Es este estilo el que mejor te representa? No diría que es el que mejor me representa, pues es un trabajo deliberadamente ausente de artefactos estéticos, pero ahí está la base del resto de mi fotografía.

Víctor Martínez y SOLARTE como participación asociativa:

Eres socio fundador de la Asociación Artístico-Cultural SOLARTE ¿Qué es SOLARTE para ti?  SOLARTE nació como una asociación de artistas de diferentes ámbitos para alcanzar una sinergia alimentada por distintas especialidades: aunque somos una mayoría de fotógrafos, tenemos pintores, actores, músicos… Cada uno tiene sus sensibilidades e inquietudes, por lo que al trabajar juntos en distintos proyectos, el enriquecimiento personal es tan inevitable como buscado.

¿Es importante conectar con otros fotógrafos con las mismas o parecidas inquietudes que tú?  ¡Ya lo creo! Es muy valioso contar con los colegas para aprender, intercambiar pareceres e ideas. Es fundamental para no estancarse y evolucionar tanto técnica como creativamente. También afrontamos retos artísticos comunes y aunamos esfuerzos para exponer en distintas salas.

¿Qué te ha aportado SOLARTE?    Además de esa retroalimentación creativa con mis colegas, SOLARTE ha sido un punto de apoyo a la hora de decidir exponer mi trabajo en público, pues siendo SOLARTE una plataforma de libertad creativa, respalda el trabajo de cada uno de sus socios.

Víctor Martínez y el valor de la exposición artística:

Háblanos de tus experiencias expositivas con SOLARTE. Son varios años exponiendo y han sido muchas las temáticas puestas en circulación, desde fotografía de viaje con “SOLARTE por el mundo” a temáticas sociales como las dedicadas al Día de la mujer trabajadora, así como otros proyectos más conceptuales. El proceso es apasionante, pues hay que consensuar la temática, el cartel, cerrar la fecha con la sala de exposiciones… y fundamentalmente preparar el trabajo artístico a nivel personal. Si es posible, completamos la inauguración con alguna performance o intervención musical, como la que hicimos en el Centro Cultural Casa de Postas de El Cuervo de Sevilla.

Próximamente expondrás un trabajo muy especial para ti en la sala de la Casa de la Cultura de San Fernando (Cádiz). ¿Cuéntanos su historia? ¿Por qué Tras el Telón? Tras el telón” es un reportaje sobre el proceso de creación de una obra teatral. Cuando vemos una obra de teatro nos evadimos durante una hora y media, disfrutando o sufriendo con los personajes, pero para llegar a eso hay muchas piezas que han de funcionar como un reloj de precisión. Esas piezas son el equipo técnico (escenógrafos, técnicos de luces, atrezzistas) y, fundamentalmente, actores. Pero lo que hace que sea de precisión es el trabajo de mesa, los ensayos, muchas horas de ensayo. “Tras el telón” muestra el esfuerzo que ha habido antes de que se alce el telón y disfrutemos de la obra. Es un trabajo con fotografías en blanco negro y color, realizado sobre distintas obras teatrales.

    Una cosa que quiero mostrar en el proyecto es la emoción de los individuos implicados, cómo juegan para encontrar al personaje, cómo afrontan los ensayos reiterativos, los nervios antes del estreno o de la actuación, la preparación técnica. Al principio de la entrevista comenté lo complicado que es hacerse invisible y no distorsionar la acción y su emoción, sobre todo trabajando con lente corta y estando encima de los actores. Pero en este trabajo tengo la ventaja de que mi pareja, Carolina Serrano, es actriz, dramaturga y directora, por lo que he sido testigo de excepción en muchos de esos procesos, en obras de La Cabal Teatro y OScena Teatro, así como en talleres impartidos por ella.

Sobre jggranado 62 Artículos
Soy fotógrafo porque el que ve mi fotografía me lo dice. Desde entonces lo soy y lo soy porque solamente hago fotos a tiempo completo, no hago nada más.

2 Comentarios

Deja un comentario