Javier Gálvez (Fotógrafo profesional).

La fotografía profesional de la bahía gaditana cuenta con un elenco de los mejores fotógrafos y muy comprometidos con el oficio. Uno de ellos es Javier Gálvez.

El Puerto de Santa María, localidad que ha dado y da nombres como los de Fito Careto, Jorge Roa, David Clares, Juan de Dios Corzo, Pepe Ferrer, Adrián Morillo, Agustín Álvarez, Borja Benjumeda, entre otros en el fotoperiodismo, también contamos entre ellos con Javier Gálvez, fotógrafo con cuya experiencia y sabiduría fotográfica podremos disfrutar en este número.

Javier Gálvez, como buen profesional, toca casi todos los palos en fotografía, además de estar muy comprometido con la formación de fotógrafos y de formadores de fotógrafos. Imparte cursos en su estudio Inlucen 24X36 y en la escuela de fotografía de la UCA, desde hace muchos años, de los cuales destacamos tres: su famoso curso de fotoperiodismo de deporte de motor en el Circuito de Velocidad de Jerez, impartido en la UCA; el curso de fotografía de alimentos y su curso de fotografía de estudio e iluminación.

Particularmente, he tenido la suerte de contar entre mis fotógrafos admirados, con Javier Gálvez y, como no podía ser de otra manera, he aprendido y disfrutado con sus cursos, sobre todo con la iluminación en estudio y la fotografía de desnudo. Cursos que se pueden ver reflejado hoy en mis fotografías.

Contar en Box Arts con Javier Gálvez, es todo un privilegio y deseamos que siga compartiendo su experiencia en sucesivos números de Box Arts. En este número le pedimos a Javier que, además de sus pensamientos como fotógrafo, nos ilustre sobre la fotografía de periodismo de deporte de motor, en este caso motociclismo. Os dejamos con Javier Gálvez.

José G. Granado.

¿Quién es Javier Gálvez, el fotógrafo?

Editoriales, deportes, moda, prensa, catálogos, fotografía de alimentos, estudio e iluminación, docencia, diseño y maquetación, anuncios, redacción, fotógrafos de la revista Parque Empresariales… ¿Qué más Javier, cómo se puede tener esa gama tan extensa de especialidades dentro de la fotografía?

La extensa gama de especialidades no solo la da mi profesión, en casi todas existe la necesidad de avanzar y renovarse, en mi caso adaptarme a las necesidades del mercado fotográfico que me rodea.

Tu curriculum es impresionante como fotógrafo profesional, pero tendrás una génesis ¿Cómo empezaste en la fotografía? Comencé como casi todas las cosas ocurren, por casualidad y hobby, con 18 casi 19 años un año después, comencé a trabajar en prensa. Los comienzos fueron con fotografía, química, el laboratorio, la ampliadora, y muchos metros de película en blanco y negro revelado a mano.

¿Pero cuál de todas las especialidades es la que más te gusta, qué es lo que en realidad te llena como fotógrafo? No puedo limitarla a una sola, primero por que sería infiel a las demás, que todas hasta la fotografía social me han servido para aprender, de quedarme, siempre con el retrato y el estudio, y por supuesto la fotografía de prensa, el reportaje que no puedes repetir, es una sensación especial, saber que si no haces bien la toma, no la cuidas desde antes de llegar a un sitio, lo normal es que no puedas volver ha hacer esa imagen.

¿Cómo están las posibilidades profesionales en la provincia de Cádiz para un fotógrafo tan experimentado como tú? Soy afortunado dentro de lo complicado de la situación, actual en lo económico, hago fotos todos los días, lo que me permite hacer lo más simple, vivir de lo que se hacer.

¿Y para un novel, para el que quiere empezar ahora su andadura como profesional de la fotografía?¿Qué le aconsejas? En lo referente a un novel, que quiere ser profesional, solo tengo dos cosas que hace años, manejamos los que estamos trabajando, la diferencia entre profesional y aficionado, los profesionales suelen dejar la cámara guardada los fines de semana, los aficionados la usan el fin de semana, ya que se dedican a otra ocupación. Y como no la principal de las diferencias es el pago de los distintos tributos, para no crear mercado de infra-trabajo fotográfico.

Para el novel aconsejo, tener claro, que el trabajo que realice tiene un valor, que el hecho de que se use un soporte digital no implica que no cueste dinero, cada vez que se pulsa el disparador, se desgasta equipo, hay gastos de desplazamiento y una larga lista de cosas que muchas veces los clientes nos ningunean. El prestigio de hacer algunos trabajos está muy bien, pero el prestigio no llena las neveras, uno es quien decide que trabajos quiere hacer para promocionarse.

Pensar con total claridad, que el que alguien tenga una cámara réflex digital, no lo convierte en fotógrafo, son muchas horas las que hay que dedicar para que los resultados sean realmente de profesional, no hay filtros mágicos.

¿Y la docencia, háblanos de tu trabajo como formador de formadores, como profesor de fotógrafos, de Inlucen 24X36 y de la UCA? Esta es una apuesta continua, una batalla tras otra, para conseguir comunicar la técnica y la mecánica del negocio fotográfico, un negocio en total mutación. Acercamos al aficionado al manejo eficaz de su equipo, para poder disfrutar de la fotografía, y así mismo intentamos que tengan acceso a equipos de gama alta que a través de los préstamos que no hace los fabricantes, podemos usar en los cursos de la UCA, y los de la escuela 24x36mm ya sea aquí o en las instalaciones de otros centros de formación.

Hemos traspasado la frontera de la provincia, impartiendo cursos en Sevilla en LAB, como la pasada primavera el curso de fotografía de alimentos, en el que el 80% de los alumnos eran profesionales, ávidos de nuevas técnicas.

¿Qué cursos tienes entre manos ahora y cuáles serán los más próximos? Una vez pasada la temporada de verano, tenemos programado el curso de introducción a fotografía de alimentos, tanto en Cádiz en el espacio de AreaPhoto y LAB Sevilla, pendiente de fechas. Así como pendiente los de la Escuela de la UCA que ha fecha de hoy aún no tenemos confirmación para realizar el de deportiva de motor en el Circuito de Jerez. Como novedad este año vamos a realizar un curso técnico de flash de alta velocidad, con disparadores laser y líquidos.

Danos unos consejos prácticos sobre la toma en general y la fotografía de deporte de motor en particular.

¿La fotografía que prácticas es la que sabes hacer? ¿se ha perdido el oficio de fotógrafo? Comienzo con dos preguntas sencillas en su formulación, lo de poder responderlas con claridad y sencillez se me antoja algo más complicado, se saben hacer varios tipos de trabajos fotográficos, se supone que la parte creativa es la que nos lleva realizar imágenes que son del agrado a nuestro modo de mirar, sobre todo si somos capaces de reproducir lo que tenemos en mente. Todo esto suele chocar frontalmente con lo que ven los demás en las imágenes, es la duda que nos lleva a no tener seguridad de saber transmitir lo que deseamos o lo que otro quiere ver.

La instantánea tiene su propia técnica, la repetición de los procesos es lo que nos llevará a dar resultados realmente profesionales, por ello no tenemos que ampararnos en el hecho de que sea una instantánea como excusa para no trabajar la imagen, siempre antes de hacer la toma, uno de los indicadores que debería tener el fotógrafo como referente saber manejar su equipo con tal soltura que no tenga que pensar donde están los botones que activan o desactivan las funciones de enfoque, medición…

En mi caso todo lo descrito en los anteriores párrafos son la excusa que me han dado desde BoxArts para hablar de las técnicas y usos de la fotografía deportiva de motor curso que imparto en la UCA a través de su escuela de fotografía, con la ayuda del Circuito de Jerez, desde hace años.

La fotografía deportiva tiene como primera premisa que te tiene que gustar el deporte con el que vas a compartir muchas horas en tu vida profesional o amateur, si no te gusta el fútbol difícilmente conseguirás hacer unas tomas más allá de las formales. en mi caso se une la pasión por el mundo del motor, muy especialmente el de las dos ruedas.

Enfocar este artículo sobre las técnicas de este tipo de fotografía, siempre me parece más sencillo en la práctica, pero desde aquí tenemos el obstáculo del papel o la pantalla, para poder ir haciendo las correcciones necesarias, intentaré ser simple y eficaz en la manera de explicar.

Lo primero es saber que el equipo no lo es todo, no necesitas una cámara que haga unas ráfagas eternas, que sin duda te ayuda si la tienes, pero no es indispensable, con que tengamos 5 fps. podemos hacer las tomas, modo servo de enfoque a ser posible, nada de modos predictivos sobre todo si no estáis seguros de su funcionamiento. En lo referente a ópticas, siempre es preferible una lente 2.8 con mucha calidad, pero en contra tiene su precio, sobre todo cuando tratamos de un 300 mm en adelante. Si usamos una lente tipo zoom de gama media tendremos resultados muy satisfactorios sin malgastar recursos, aconsejable con estabilizador, sobre todo si no vas a poder amortizar el equipo con la venta de las imágenes, esta es una forma de decir, que todos los aficionados pueden acceder a este tipo de fotografías sin dejarse 5000€ en un objetivo. Es evidente que a mejor equipo, mejor configuración, mejor lente, más fácil es realizar el trabajo.

Llegados a este punto quiero apuntar que una de las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de entrar en un circuito de velocidad, o una prueba de motor es la seguridad, porque no sabes nunca qué puede pasar, la mayor parte de los vehículos que compiten están creados para dar el máximo de prestaciones, lo que los expone a el límite mecánico, cualquier pequeño error del piloto, una rotura mecánica, puede provocar que el vehículo al completo o partes de el se proyecten contra los muros, y protecciones del perímetro del circuito, lo que deja a merced de la diosa fortuna que los fotógrafos presentes en esas zonas se jueguen también una parte de la mala dicha que son los accidentes. Ante esto solo cabe un consejo, prudencia y lógica. Mejor usar un 500mm que un 200mm, te podrás ir lejos, amén de conseguir un efecto de compresión de perspectiva.

Salvados todos los obstáculos que os llevarán a los caminos de servicio que rodean un circuito, o las cunetas en un tramo cronometrado, es momento de ver que técnicas se aplican,

hace muchos años un redactor de una publicación me dijo poco amablemente que “las fotos están preciosas”, pero que no transmitían la sensación de velocidad y movimiento que se estaba produciendo, simplemente me indico “puedo leer la marca del neumático” y tenía razón, no es que no sea correcta una toma estática, es saber para qué uso se destinará la imagen.

El uso del modo manual y del raw no es muy acertado en la fotografía de acción, las fotos hay que hacerlas en la cámara, eso unido a la cantidad ingente de tomas que se hacen en un día de carreras, hace muy complicado la selección para enviar o colgar, sea un blog personal o un medio de comunicación formal. El uso de los dos automatismos básicos de todas la réflex nos ayudarán en gran parte del trabajo, para realizar tomas laterales, barridos, se buscan velocidades medias o bajas, siempre en función de la distancia la que se encuentre el vehículo, hay que conseguir que tu velocidad; la tuya, no la del obturador; coincida con la del objeto, (en física se describe como velocidad tangencial, si mal no recuerdo). Estas técnica ejecutada correctamente, nos dará fondos desenfocados con movimiento lateral, ruedas en movimiento desenfocadas y nitidez en el objeto.

El otro automatismo es el de prioridad de apertura, este nos viene bien para las tomas frontales, por que los vehículos se acercan hacia la posición de la toma, hay que tener una velocidad más alta para detener el movimiento y una profundidad de campo también más grande para asegurar el enfoque del coche o moto.

El uso de los dos modos según las distancias y zonas del circuito, tienen un gran enemigo fotográfico, la trepidación, el movimiento vertical, que en tomas a baja velocidad estropean una toma limpia.

Lo referido a lentes hay que hacer un hincapié extra, este tipo de competiciones salvo excepciones de las indoor, suelen ocurrir a las claras del día, que diría una abuela, tenemos luz solar directa o nublados, todo ello durante el tiempo de la competición, lo habitual es que tengamos que cerrar diafragmas, en algunas ocasiones para poder conseguir el desenfoque deseado, o compresión de la perspectiva, puede que tengamos que manipular la sensibilidad.

El tercero de los tipos de fotografía que se realiza en este tipo de competiciones, es el de sala de prensa, paddock, y boxes, este tipo de imágenes suele realizarse con ópticas mas cortas y muy luminosas, algunas son retratos, otras de reportaje social, hay que tener en cuenta todos los posible personajes y grupos que nos podemos encontrar, susceptibles de ser noticiosos, tanto como las tomas en pista. Ni que decir tiene, que debemos saber quién es quién, los números de los dorsales, hay que relacionarlos con las caras, con los comentarios que puedan hacer, tras los lances de carrera.

Esto puede ser el resumen de lo que es la técnica, a partir de aquí queda el estilo, que cada uno pone en sus imágenes. Espero que sea de utilidad, un saludo y nos vemos en las curvas.

Deja un comentario