José Cabrera, fotógrafo.

José Cabrera es un fotógrafo emergente que está demostrando su gran calidad técnica y estética con sus fotografías. Su impulso creativo va más allá de lo ordinario y reboza pasión en su arte. Hace una fotografía empapada en arte escénico, con un manejo exquisito del medio en el que un fotógrafo debe saber desenvolverse, la luz, y se rodea de modelos que son capaces de interpretar lo que sale de la mente de este artista. Decidimos entrevistarlo en este primer número de la revista, precisamente por ser un referente en la fotografía gaditana, leamos lo que nos cuenta.

¿Por qué la fotografía como modo de expresión? Ha sido una evolución natural. Aunque suene extraño todo empezó porque me gustaba hacer senderismo y rutas en bicicleta. Mientras practicaba estas actividades me gustaba ir fotografiando las cosas que veía con una pequeña cámara compacta. De ahí pasé a comprarme mi primera réflex y tomarme un poco más en serio la fotografía de paisaje experimentando diferentes técnicas. Tras una época haciendo este tipo de fotografía decidí probar con el retrato ya que era una disciplina que me atraía mucho de otros autores. Y así hasta ahora que estoy buscando crear retratos que expresen y cuenten historias.

¿La fotografía y arte en general, tiene mucha historia en su haber, cuál es tu referente? Pregunta complicada, habría que hacer una larga lista. En fotografía presente de retratos siempre el primer nombre que se me viene a la cabeza es el de Eugenio Recuenco por su manera de contar historias. También he de citar a Javier Vallhonrat, Luis Beltran, Chema Madoz por su manera de convertir objetos cotidianos en obras de arte. Citar a grandes clásicos como Ansel Adams, Cartier-Bresson o Diane Arbus por citar solo algunos. También la pintura y si tuviera que quedarme con un solo pintor me quedaría con Caravaggio.

Pero creo que las artes y la cultura en general son las grandes maltratadas de nuestra sociedad actual. En la lista de intereses de la gran mayoría de personas de hoy en día estoy seguro que cualquier actividad relacionada con el arte ocupa uno de los últimos puestos. De la fotografía respecto a otras disciplinas artísticas no sabría decirte si se encuentra en inferioridad o no.

¿Crees que tu fotografía va más allá de lo estético?    Precisamente ahora me encuentro en una fase en la que estoy intentando contar más a través de mis obras. Espero tener el tiempo y la creatividad necesarios para ello. Hasta ahora si creo que ha primado la estética sobre el discurso.

El estilo define al artista ¿Cuál es el tuyo y qué escenarios buscas para conseguirlo? ¿Es para ti importante el aprendizaje?    Actualmente me encuentro muy cómodo fotografiando a personas, ya sea haciendo retratos, fotografía de moda o tratando de buscar imágenes más conceptuales.

Me gusta trabajar las sesiones en el exterior intentando aunar mi gusto por la fotografía de paisaje y por la fotografía a personas. Cuando hago sesiones de estudio lo hago en casa donde monto un pequeño estudio del que han salido ya varios trabajos. En cuanto al material soy de los que piensa que no hay que invertir grandes cantidades de dinero en equipo sino sacarle partido al material con el que se cuenta.

El continuo aprendizaje es, en mi opinión, la base con la que cualquier fotógrafo debe de contar. En primer lugar debe existir una formación técnica para poder sacar provecho de las virtudes que nos ofrecen los equipos actuales y una vez dominados estos creo que es conveniente forjarse una cultura fotográfica viendo obras de otros autores, leyendo libros, etc…

Respecto a tu último trabajo con Jonathan Viruel ¿ Cómo te surgió la idea? ¿Qué problemas tuviste que resolver para llegar a transmitir tus ideas?  La idea surge después de varias conversaciones con Jonathan. Comentamos ambos que tenemos ganas de volver a trabajar juntos y él me dice que tiene un sótano donde se pueden hacer fotos un tanto oscuras. Quedamos para ver el sitio y le propongo que se puede crear una especie de habitación y darle vida a un personaje que resida en esa habitación oscura y un tanto claustrofóbica. El principal problema era crear el ambiente que buscábamos ya que no había nada en el escenario que pudiéramos aprovechar.

El escenario es simplemente un sótano en desuso en el que no había nada. Aquí hay que darle todo el mérito a Jonathan que fue el que se encargó de crear extraordinariamente el ambiente que sale reflejado en las fotografías. Todo el material que se ve en las fotografías fue llevado y montado ex profeso para la sesión.

¿Estéticamente, este trabajo estaba preconcebido o ibas componiendo sobre la marcha?    La idea ya estaba creada antes del momento de empezar a disparar, ambos sabíamos muy bien lo que queríamos expresar. Es cierto que una vez que comenzamos la sesión también surgían ideas sobre la marcha que íbamos proponiendo ambos.

Respecto a la técnica el principal problema al que nos enfrentamos fue la falta de luz que se solucionó con valores de ISO un poco más elevados del mínimo y un par de flashes utilizados con diferentes esquemas según la toma.

¿Háblanos de tu modelo, de Jonathan Viruel?    He de decir que Jonathan es de las personas que más me ha sorprendido y más me ha aportado delante de mi cámara. Su facilidad para asimilar la idea que yo quiero expresar y dotarla de su personalidad propia es todo un lujo para mi. Tiene una mente creativa de modo que también es capaz de aportar ideas al proyecto y se involucra en él por completo desde el primer momento que le propongo la idea. No se puede pedir más…

Jonathan es vocalista en un grupo de música. Nos conocimos haciendo una sesión de fotos para la promoción de dicho grupo. En esa sesión ya me di cuenta que tenía mucho potencial delante de la cámara así que le propuse hacer una sesión a él solo, lo cual aceptó de buen agrado y así comenzamos a trabajar juntos.

¿Un trabajo de otro fotógrafo que te haya sorprendido últimamente?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las creaciones de Brooke Shaden, Erik Johansson o Stefano Bonazzi.

Sobre jggranado 26 Artículos
Soy fotógrafo porque el que ve mi fotografía me lo dice. Desde entonces lo soy y lo soy porque solamente hago fotos a tiempo completo, no hago nada más.

Sé el primero en comentar